Turismo en la Sierra de Albarracín (Teruel)
Send Print

· La Sierra de Albarracín quiere darse a conocer al turismo del deporte al aire libre

La riqueza del paisaje, la diversidad del terreno, la climatología y la altitud hacen de esta comarca turolense un espacio idóneo para la práctica de deportes como running, btt o senderismo.

 

 

 La práctica de deportes que se adaptan al trepidante ritmo de vida de las grandes ciudades puede beneficiar a la demanda turística que llega al medio rural. En esta línea está trabajando la Sierra de Albarracín, que quiere ofrecer su mejor recurso, el propio entorno, a los aficionados al running, la btt y el senderismo. Esto se traduce en la elaboración de materiales informativos y promocionales por parte de  la Asociación de Empresarios Turísticos (AETSA), que ha contado con la colaboración del Gobierno de Aragón. Esta asociación agrupa a 77 establecimientos repartidos en 18 municipios: Albarracín, Bezas, Bronchales, Calomarde, Frías de Albarracín,  El Vallecillo, Gea de Albarracín, Griegos, Guadalaviar, Jabaloyas, Monterde de Albarracín, ,  Moscardón, Noguera, Orihuela del Tremedal, Rubiales, Terriente,  Torres de Albarracín y Tramacastilla. 

Los establecimientos asociados quieren adaptarse a las necesidades de los deportistas e incluso algunos ya han empezado a ofrecer alquiler de materiales para la práctica de btt, dan servicios en horarios especiales acordes a la práctica de estos deportes, disponen de regímenes alimenticios específicos y tienen a disposición de sus clientes rutas muy próximas ideales para running, btt o senderismo. 

Esto se completa con actuaciones promovidas por la Comarca de la Sierra de Albarracín para la habilitación de senderos e infraestructuras adaptadas a estas disciplinas y organización de  eventos que ayudan a dar visibilidad al destino.  

La Sierra de Albarracín ya está posicionada como la meca del boulder, sin embargo, todavía es un destino desconocido para la práctica de otros deportes a pesar de lo mucho que ofrece. Como indica el vicepresidente de AETSA, Santiago Martínez, "tenemos puntos fuertes como la altura, que permite mejorar los resultados deportivos de los entrenamientos, y además sentir sensaciones únicas al hacer lo que te gusta en un lugar espectacular". Martínez añade también que "para nosotros, como establecimientos es interesante este tipo de segmento, porque nos permite desestacionalizar la demanda y adaptarnos mejor a las necesidades de cada cliente". 

Desde la Asociación se está enviando información sobre el destino a prescriptores de turismo deportivo, principalmente de running, y se han realizado dos vídeos en los que se muestran a corredores o senderistas practicando su deporte en alguno de los rincones más hermosos de la Sierra. Estos vídeos buscan una doble motivación en sus destinatarios: por un lado, les animan a mejorar su forma física a través de la práctica de su deporte preferido, y por otro, les animan a que lo hagan en la Sierra de Albarracín, donde correr o andar aporta mucho más que un mejor estado físico al organismo. Así lo señala por ejemplo, uno de los participantes en la grabación, el periodista Mariano Navascués: "Este entorno es absolutamente privilegiado, escaparme por aquí me aporta desconexión, placer, correr por correr, compartir zancadas con buenos compañeros, llegar a lugares a los que difícilmente se puede acceder si no es a pie, perderme y encontrarme… A veces me encanta la sensación de soledad en el monte y otras el disfrute está en con quién lo haces".

 

Un circuito de btt que engancha

Más de 600 personas participaron  a lo largo del verano pasado en alguna o en las cuatro pruebas que componen el Circuito de Btt Sierra de Albarracín organizado por la institución comarcal. Y es que esta zona, engancha. 

Para este año hay siete pruebas con distancias que llegan hasta los 130  kilómetros y desniveles de hasta 3000 metros. El calendario comienza en junio, con la carrera "Los Ojos del Cabriel" el día 12, y la I Brujas Bike el 18, seguida en julio de la "Berrea Bike Race" con las carreras "Caimodorro" el día 16 y "Sierra Alta" el día 17, y ya en agosto, el día 8, la "Montes Universales". El circuito termina en septiembre con la prueba los "Mayos del Rodeno". 

Entre los fieles a estas competiciones se encuentran sobre todo, aficionados aragoneses y levantinos a la bici con edades que rondan los 35 años, aunque cuentan con participantes que van desde los 16  a los 70 años. 

Por otro lado, cada año se suman nuevas pruebas al calendario de eventos deportivos populares y se profesionaliza más su organización. Algunos ejemplos de los ya celebrados son rutas senderistas en Orihuela del Tremedal, Frías de Albarracín, Jabaloyas, el trail running de Tramacastilla, la carrera San Silvestre Xtreme Sierra de Albarracín que une las poblaciones de Noguera y Tramacastilla, la btt y ruta senderista Rodeno, o la ruta senderista de El Vallecillo, entre otros. Y de los que se están gestando y  se añadirán en  este 2016 a los anteriores, podemos destacar el trail de Bronchales, que tendrá lugar el 3 de julio en el que se han inscrito, hasta el momento,  más de 400 personas. 

Más de 300 kilómetros de experiencias

Recorrer la  Sierra de Albarracín es sentir la fuerza y la paz de la naturaleza, y a la vez, ir encontrando los tesoros que nos han legado nuestros antepasados humanos. Existen infinitas rutas posibles, pero destacan los trazados señalizados para descubrir sus 25 municipios. Los más conocidos son: los Grandes Recorridos GR 10 y Gr 10.1, la ruta Albarracín-Torres de Albarracín  (PR-TE 1), la ruta Tramacastilla-Villar del Cobo (PR-TE 1), la ruta del Barranco de la Hoz entre Frías de Albarracín y Calomarde (PR-TE 2), la ruta Calomarde-Royuela (PR-TE 2), la ruta Brochales-Noguera (PR-TE 3), la ruta Noguera-Tramacastilla (PR-TE 3), la ruta Rodenas-Pozondón (PR-TE 4), la ruta Albarracín-Saldón (PR-TE 5), la ruta Jabaloyas-Tormón (PR-TE 5) y la ruta circular íntegra del GR 10, que recorre la Sierra de Albarracín. Otra propuesta interesante es el Camino Natural del Tajo, GR 113 que parte desde Albarracín y los Montes Universales y llega hasta Lisboa. Esta ruta está integrada en la red de Caminos Naturales del Ministerio Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, entidad que ha realizado en los últimos años actuaciones de adecuación en zonas limítrofes con la Sierra de Albarracín. 

Deporte en una naturaleza sin barreras

Además, la Sierra cuenta con dos senderos aptos para personas con movilidad reducida dentro del entorno de los Pinares de Rodeno: uno parte del Centro de Interpretación de este espacio natural y llega hasta el área recreativa de la Fuentebuena, y el segundo, nace en la pista asfaltada de Albarracín donde se encuentra el área recreativa del Navazo, y va  hasta un mirador que domina este paisaje protegido, parte de la fosa del Jiloca e impresionantes cortados de arenisca. 

Pero más allá del espectáculo natural que ofrece al caminante sendear por estas rutas, la Sierra de Albarracín destaca por ser como un libro sobre la historia de nuestro planeta y sobre nuestra propia historia que se lee con los pies. En sus páginas nos esperan pinturas rupestres, algunas de las especies vegetales y animales más fabulosas de la Tierra, como la mariposa isabelina, diversos espacios naturales protegidos, un Parque Cultural... Lugares que hacen que la práctica deportiva en esta sierra alimente también nuestro intelecto. 

Es más que recomendable el sendero del acueducto romano que une las localidades de Albarracín, Gea y Cella, un estupendo recorrido para los amantes del patrimonio cultural. 

Y para transitar por los pasos de personajes históricos, nada mejor que recorrer el Camino del Cid a su paso por la Sierra de Albarracín. Está habilitado tanto para senderismo, como para cicloturismo y es otro de los recursos en alza que acerca cada año a esta comarca a cientos de personas de toda la geografía.

 

Entrenar en altura

Cinco de los diez municipios más altos de España se encuentran en la Sierra de Albarracín, lo que ofrece un reto inmejorable para todo aquel que quiere disfrutar practicando deporte en altura. Según los expertos, la altitud ideal para este tipo de entrenamientos está entre los 1.200 y los 1.600 metros y se requieren entre tres o cuatro semanas de ejercicio continuado para notar efectos beneficiosos. Algunos deportistas han elegido la zona para ubicar aquí sus segundas residencias y poder entrenar durante largos periodos de tiempo. 

Más allá del segmento de deportista profesional que busca mejorar su rendimiento al entrenar en altura (lo que conlleva una menor disponibilidad de oxígeno), la Sierra de Albarracín también busca a personas que valoran la riqueza de la zona y que quieren o bien incluir en sus viajes la actividad deportiva, o bien seleccionan sus destinos por las prestaciones para la práctica de su deporte favorito y además, sacan tiempo para realizar otras actividades. 

Luis Cote es entrenador de running y conoce bien las miles de sendas que se pueden realizar en los casi 1.417 kilómetros cuadrados de la comarca, sendas que se adaptan a cada persona según la distancia y el nivel de tecnicidad deseado en el recorrido: "Tenemos paisajes muy diferentes y cercanos entre sí para escoger unos trazados u otros en función de nuestros objetivos y además, al tratarse de media montaña, pero a elevada altura (con cotas de 1200 a 2000 metros), podemos entrenar a lo largo de todo el año". Y añade que "casi el mayor peligro es superar el deseo de pararte a cada paso para contemplar el paisaje...". 

Y es que una abundante pluviometría con una media anual de 700 milímetros cúbicos,  favorece la riqueza natural de esta sierra. La sensación de bienestar al practicar deporte en este entorno tan hermoso es uno de los valores que motivan a los deportistas, como señala la corredora Ana Cris Torrejón: "Normalmente en mi ciudad entreno con mi equipo una hora al día, pero cuando vienes aquí parece que el tiempo no pasa... Escoges un camino y pierdes el concepto de circuito, porque puedes correr durante 3 horas y  no darte cuenta del paso del tiempo con los paisajes, los animales, el aire... Sientes otras cosas y desconectas de la monotonía de correr por la ciudad". 

Correr o practicar btt en la Sierra de Albarracín no solo empieza a cautivar a los visitantes, sino también a los propios vecinos de la comarca, que se inician en la práctica deportiva desde bien pequeños gracias, por ejemplo, a las Escuelas de btt. Esta iniciativa comarcal busca que los pequeños valoren los recursos propios de sus pueblos, como ya hacen los jóvenes de la sierra, que no solo se han aficionado a la práctica de estas disciplinas deportivas, sino que además, compiten en las diferentes pruebas que se realizan a lo largo del año. 

La Sierra de Albarracín es una tierra privilegiada para estas prácticas deportivas, ya que a la propia generosidad del paisaje se le suman unos establecimientos de calidad, una gastronomía sabrosa y diversa, o simplemente, el poder pasear por algunos de los pueblos más hermosos de España... Sin duda, muy buen destino para planificar nuestro próximo entrenamiento. 


Comentarios

There is not any comment. Leave your comment below!

Commentary

Commentary:
Name:
Email:
Web:
Please fill with the chars in the image